Decreto 0/1925

From Sophivorus
Escudo de la República Argentina.png
Decreto 0/1925
Aeronavegación sobre Territorio Argentino
Reglamentación
Año de sanción 1925
Fecha de sanción 1925-09-04
Organismo de origen Poder Ejecutivo Nacional
Promulga Ley 27490
Modificada por Decreto 1270/1926
Enlazada por Ley 27490
Decreto 1270/1926
Enlaces oficiales Texto original

El sobrevuelo, aterrrizaje y acuatizaje, en todo el terrritorio de la republica argentina y sus aguas jurisdiccionales, para las aeronaves (aviones, hidroaviones, dirigibles, globos, etc.) queda sujeto a las prescripciones establecidas en este Decreto.

Nota: Publicado en anales de legislación argentina (adla) tomo 1920 - 1940 - pagina 906.
Artículo 1

El sobrevuelo, aterrizaje y acuatizaje, en todo el territorio de la República y sus aguas jurisdiccionales, para las aeronaves (aviones, hidroaviones, dirigibles, globos, etc.), queda sujeto a las prescripciones establecidas en este Decreto.

Artículo 2

Las aeronaves actualmente existentes en el país y las que posteriormente S.E. introduzcan en carácter definitivo por un plazo mínimo de cuatro meses, S.E. cosideran como pertenecientes a la matrícula nacional y sus propietarios quedan obligados a inscribirlas en la forma que S.E. establezca, en la Dirección del S.E.rvicio Aeronáutico del Ejército, si S.E. trata de aviones, dirigibles o globos, y en la Jefatura del S.E.rvicio Aeronáutico Naval, los hidroaviones o anfivios.

El solo hecho de pertenecer a la matrícula nacional anula toda matrícula anterior en país extranjero, y la matrícula en otro país de las aeronaves de la matrícula nacional, sólo S.E.rá reconocida cuando S.A.lgan del país por haberse transferido a personas o empresas radicadas en el extranjero.

La nacionalidad de las aeronaves a los efectos legales es la del país de su matrícula.

Las aeronaves nacionales que S.E. encuentren en S.E.rvicio tienen la obligación de llevar el distintivo y certificado de matrícula, un permiso de navegación y un libro de a bordo (están exceptuadas de este último las de turismo), en la forma que S.E. reglamente.

Artículo 3

Ninguna aeronave militar o civil extranjera conducida o tripulada por personal perteneciente a una institución armada o a cualquier rama de la administración de un país extranjero, podrá aterrizar o acuatizar dentro de las fronteras del país o en aguas jurisdiccionales argentinas, ni volar sobre los mismos, sin previa autorización concedida por el P. E. (Ministerio de Guerra o de Marina, en su caso), solicitada por la vía diplomática, en caso de S.E.rle concedida su personal debe tener la documentación que S.E. reglamente, en debida forma; la aeronave cumplirá estrictamente las prescripciones que S.E. le establezcan.

Artículo 4

Ninguna aeronave civil extranjera. entendiéndose por tal la que perteneciendo a particulares, instituciones deportivas u otras, o empresas comerciales, S.E.a piloteada o tripulada exclusivamente por personas ajenas a toda repartición o dependencia de un Estado extranjero, podra aterrizar, acuatizar o volar sobre el territorio nacional o sus aguas jurisdiccionales sin previa autorización concedida por el P. E. (Ministerio do Guerra o de Marina, en su caso), en caso de que ésta le S.E.a concedida, deberá cumplir las prescripciones que S.E. le establezcan y su personal tener la documentación correspondiente en debida forma.

Artículo 5

Exceptúase de lo establecido en los artículo 3 y 4 a las aeronaves pertenecientes a países con los cuales S.E. establezcan convenios especiales de aeronavegación, las que S.E. regirán por las convenciones en vigor.

Artículo 6

Al acordarse la autorización a que S.E. refieren los artículos 3 y 4, o cuando aeronaves nacionales deban S.A.lir o regresar al país, S.E. fijarán:

a) Ruta que debe S.E.guir la aeronave al penetrar, volar y S.A.lir del territorio nacional;

b) Aeródromo aduanero o lugar de atelaje o acuatizaje y decolaje (eventualmente);

c) Tiempo concedido para permanecer en o fuera del país (eventualmente).

Artículo 7

Las autoridades que concedan autorización a una aeronaye para entrar o S.A.lir del pais, harán urgentemente y con la necesaria anticipación, las comunicaciones pertinentes a las autoridades aduaneras, S.A.nitarias o militares interesadas, para que cada una establezca la fiscalizción correspondiente.

Artículo 8

En toda aeronave que al entrar o S.A.lir del país S.E. vea obligada a efectuar un aterrizaje o acuatizaje forzoso, fuera de los aeródromos aduaneros o lugares de aterrizaje o acuatizaje, que S.E. le hayan indicado. el piloto y tripulantes S.E.rán responsables de toda S.A.lida de personal, carga, correspondencia, documentos y accesorios de la aeronave.

En estos casos el piloto dará inmediato aviso a la autoridad más próxima, antes de cuya presencia que S.E.rá requerida por el mismo, nadie está autorizado para modificar la situación o estado de la aeronave y lo que conduce.

Artículo 9

Ninguna aeronave podrá volar sobre ciudades y aglomeraciones importantes a una altura inferior a la que le permita en caso de falla del motor, alcanzar un lugar favorable para aterrizaje o acuatizaje.

Está igualmente prohibido a las aeronaves, ejecutar acrobacia sobre ciudades o aglomeraciones de edificios, corho también volar a baja altura, sobre lugares donde S.E. efectúen reuniones o espectáculos públicos y en particular sobre hipódromos.

Artículo 10

Las aeronaves destinadas a la navegación comercial internacional, podrán transportar personas, mercaderías y correspondencia entre uno y otro pais, conforme a la reglamentación que S.E. establezca en cada caso, excluyéndose el tráfico interno en el territorio nacional que queda reservado a las aeronaves de matrícula nacional. El P. E. podrá acordar permisos precarios a las empresas que efectúen S.E.rvicios internacionales de tránsito en el país para el transporte de personas y mercaderías, dentro de los limites del recorrido en territorio argentino, mientras no S.E. establezca análogo S.E.rvicio y en igual recorrido por aeronaves de matricula nacional. Llevarán la lista nominal de pasajeros con su profesión y nacionalidad; los manifiestos de las mercaderías y en general los documentos que S.E. reglamenten.

Artículo 11

A toda aeronave que vuele sobre el territorio naciónal o susn aguas jurisdiccionales, le está prohibido:

a) Tener a bordo, aparatos fotográficos, de cualquier tipo, palomas mensajeras, explosivos, gases asfixiantes u otros análogos, armas y municiones de guerra (salvo autorización especial dada por los ministerios de Guerra o Marina, S.E.gún corresponda);

b) Dejar caer desde la aeronave, durante el vuelo, cualquierclase de objetos que puedan causar daños o molestias, exceptuando arena fina y agua.

Artículo 12

En los viajes internacionales de aeronaves nacionales o extranjeras, tanto a la partida como a !a llegada al país, las autoridades aduaneras, S.A.nitarias policiales o militares, S.E.gún corresponda, deberán en todos los casos inspeccionar las aeronaves externa e internamente y verificar el cumplimiento de las disposiciones pertinentes.

Artículo 13

Las aeronaves, tripulantes y pasajeros que vuelen sobre el territorio nacional y sus aguas jurisdiccionales cualquiera S.E.a su condición, están sometidos a todas las obligaciones jurídicas resultantes de la legislación vigente en la República Argentina. Por consiguiente, les son aplicables las leyes aduaneras, fiscales, S.A.nitarias, de S.E.guridad públicas, etc.

Artículo 14

Cuando una aeronave infrinja una cualquiera de las disposiciones de este Decreto, ella y el personal de la misma, como asimismo, cualquier otro complicado directa o indirectamente en el hecho, S.E.rán detenidos por las autoridades policiales, aduaneras. militares, etc. S.E.gún corresponda o estén más próximas. las que practicarán urgentemente Jas averiguaciones que S.E.an pertinentes (en lo posible, dentro de las 24 horas).

Si con motivo de infracciones e esta Reglamentación deben intervenir simultáneamente varias autoridades, la aplicación inmediata de Jas S.A.nciones que S.E. indican más adelante, S.E.rá hecha por resolución de las autoridades siguientes en el orden de procedencia: militares, aduaneras, S.A.nitarias, policiales.

A los pilotos infractores S.E. les retirará inmediatamente la autorización para efectuar vuelos y la matricula de la aeronave, lo que S.E. comunicará urgente y telegráficamente a la Dirección del S.E.rvicio de Aeronáutica del Ejército o Jefatura del S.E.rvicio Aeronáutico Naval, S.E.gún corresponda también S.E. remitirán a la misma repartición, los antecedentes y conclusiones de la averiguación practicada y la matrícula del avión.

En posesión de todos los antecedentes, si es necesario, la Dirección o Jefaturas indicadas, decidirán en definitiva la situación del piloto y de la aeronave.

Si S.E. comprueba la infracción durante el vuelo, la aeronave S.E.rá obligada poir las autoridades militares o civiles a aterrizar o acuatizar de inmediato por todos los medios de fuerza de que S.E. disponga, haciéndole previamente las S.E.ñales preventivas que S.E. reglamenten.

Artículo 15

El Estado no tiene responsabilidad por los desperfectos que S.E. ocasionene al material aeronáutico detenido a causa de infracciones a esta Reglamentación.

Artículo 16

Publíquese en el B. M. 2a. parte y en el orden general, dése al Registro Nacional y archívese en la Dirección General del Personal. — Alvear. — Justo. — Domecq García.