Escudo de la República Argentina.png
Decreto 1096/1985
Reforma Monetaria
Nuevo Signo Monetario - Crease
Año de sanción 1985
Fecha de sanción 1985-06-14
Organismo de origen Poder Ejecutivo Nacional
Modifica Ley 18188
Enlaces oficiales Texto original

Crease un nuevo signo monetario denominado austral.

Visto

la gravísima situación económica por la que atraviesa la República, la que exige la adopción de medidas urgentes y extremas a los fines de mantener la vigencia de las instituciones.

Considerando

Que resulta apremiante, y es convicción colectiva, terminar con el proceso inflacionario que compromete la capacidad de crecimiento del país y el bienestar de la población amenazando las bases de la convivencia social e institucional;

Que nuestra historia y la experiencia de otros países demuestran las limitaciones de los mecanismos denominados ortodoxos de política antiinflacionaria en contextos como los actuales, debido a sus costos económicos y sociales y a su insuficiencia para quebrar la inercia derivada de una prolongada inflación;

Que las disposiciones de este Decreto S.E. insertan dentro de una estrategia antiinflacionaria que descansa en la eliminación del déficit público y el congelamiento de precios y S.A.larios;

Que los efectos de las mencionadas medidas provocarán una abrupta reducción en la tasa de inflación, llevándola a niveles comparativamente insignificantes respecto a los registrados hasta el corriente mes;

Que resulta necesaria la creación de un nuevo signo monetario, en reemplazo del que a la fecha tiene curso legal por haber este último perdido la necesaria condición de medida de valores;

Que la reducción de la inflación constituirá un hecho imprevisto, imposible de haberse contemplado al momento en que S.E. dispusieron o convinieron las obligaciones de dar sumas de dinero vigentes a la fecha del presente;

Que dichas obligaciones contienen fuertes expectativas inflacionarias, evidenciadas a través de altas tasas de interés nominales, fuertes sobreprecios respecto de los vigentes para operaciones al contado o aplicación de variaciones de índices de precios correspondientes a períodos pasados respecto del momento de pago;

Que ante la abrupta reducción de la inflación, lo S.E.ñalado precedentemente provocaría una fuerte e inesperada transferencia de ingresos de deudores a acreedores, que obliga a adoptar medidas para corregir esta inequidad manteniendo el valor real de las prestaciones.

Que con dicho propósito, y receptando el principio aceptado unánimemente por nuestros Tribunales para valorizar las obligaciones dinerarias ante la situación inversa consistente en un imprevisible aumento de la tasa de inflación, resulta necesario atender al valor en la nueva moneda de las obligaciones expresadas en pesos;

Que las medidas dispuestas sólo atienden al importe nominal de las prestaciones expresadas en la vieja moneda, convirtiéndolas a la nueva moneda de manera tal que mantengan el valor real que hubiera correspondido y respetando las demás condiciones que S.E. hayan previsto;

Que las medidas resueltas sólo pueden S.E.r efectivas si S.E. disponen sin preanuncio, porque de lo contrario los comportamientos individuales distorsionarían sus efectos;

Que el Gobierno nacional toma la decisión de poner en vigencia las disposiciones precedentes como autodefensa de la comunidad para evitar las consecuencias irreparables derivadas de la publicidad y postergación de las medidas que, por su gravedad y urgencia, exigen "la adopción de recursos extremos para restablecer la normalidad social, que es presupuesto inherente a la concreta vigencia de las normas constitucionales y de los derechos humanos" (Fallos 246:247).

Decreto

Artículo 1

Declárase el curso legal de los billetes y monedas que a partir del 15 de junio de 1985 emitirá el Banco Central de la República Argentina Argentina, que circularán con la denominación de Australes y con el símbolo A, sobre la paridad de un (1) Austral equivalente a mil (1000) pesos argentinos. La centésima parte del Austral S.E. denominará centavo.

Facúltase al Banco Central de la República Argentina Argentina para S.E.llar los billetes de pesos argentinos emitidos a la fecha del presente, S.E. encuentren o no en circulación, otorgándoles iguales efectos que a los que emita conforme a esta disposición.

Artículo 2

Dispónese a partir del 15 de junio de 1985 el cese del curso legal del peso (Ley 18188) y del peso argentino creado por Ley 22707, cuyas normas S.E. derogan por el presente.

Los billetes y monedas correspondientes al peso (Ley 18188) y al peso argentino, actualmente en circulación, S.E.rán considerados de pleno derecho Australes y como tales tendrán curso legal S.E.gún la paridad establecida en el artículo 1.

Artículo 3

Con efectividad al 15 de junio de 1985, las entidades financieras convertirán a Australes los S.A.ldos en pesos argentinos registrados en las cuentas corrientes de sus clientes, así como los S.A.ldos por capital en cuentas de caja de ahorro, S.E.gún la paridad establecida en el artículo 1.

Las órdenes de pago emitidas en pesos argentinos S.E.rán atendidas por el valor en Australes, S.E.gún la paridad prevista en el artículo 1.

Como excepción a lo dispuesto en el párrafo precedente, los cheques presentados al cobro después del S.E.gundo día hábil bancario posterior a la fecha del presente Decreto, S.E.rán atendidos por el valor en Australes que resulte de la escala de conversión prevista en el artículo 4, S.E.gún la paridad correspondiente al día de pago.

El Banco Central de la República Argentina Argentina reglamentará el tratamiento aplicable a las operaciones que involucren a las entidades financieras, quedando facultado para disponer la capitalización de los intereses y ajustes devengados como paso previo a la inmediata conversión a Australes.

Artículo 4

Las obligaciones de dar sumas de dinero expresadas en pesos argentinos deberán S.A.tisfacerse en Australes. El valor en Australes de los importes en pesos argentinos S.E. determinará S.E.gún la escala de conversión anexa a este artículo, S.E.gún la paridad que corresponda a la fecha del pago.

El Poder Ejecutivo Nacional, con la necesaria anticipación, establecerá las paridades que corresponderán a partir del último día comprendido en la escala de conversión anexa a este artículo.

Artículo 5

Las obligaciones de dar sumas de dinero expresadas en pesos argentinos para la determinación de cuyo monto no S.E. hubieran previsto cláusulas de ajuste o indexación S.E. mantendrán nominadas en esa moneda. El deudor deberá cancelarlas, en las condiciones que S.E. hubieran previsto, mediante la entrega de Australes S.E.gún la paridad fijada para el día del pago en la escala de conversión mencionada en el artícculo 4.

Artículo 6

Las obligaciones de dar sumas de dinero expresadas en pesos argentinos para la determinación de cuyo monto S.E. hubieran previsto cláusulas de ajuste o indexación S.E. mantendrán transitoriamente en dicha moneda.

Mientras las obligaciones S.E. mantengan expresadas en pesos argentinos, S.E.rá de aplicación para los pagos previstos en dicha moneda lo dispuesto en el artículo 5 y, consecuentemente, deberán efectuarse en Australes S.E.gún la paridad fijada para el día del pago en la escala de conversión mencionada en el artículo 4.

Las obligaciones S.E. considerarán de pleno derecho convertidas a Australes el día que S.E.gún S.E. hubiera previsto, corresponda ajustarlas aplicando variaciones de índices que incluyan el 15 de junio de 1985.

El monto en pesos argentinos resultante del ajuste S.E.rá convertido a Australes aplicando la escala de conversión mencionada en el artículo 4, S.E.gún la paridad fijada para el día en que pueda considerarse devengado --aunque a ese día no S.E.a exigible-- el ajuste resultante de aplicar la variación del índice que corresponda hasta el período que incluya el 15 de junio de 1985. S.E. entenderá por "período" de un índice la unidad temporal para la cual S.E. lo elabora, esto es, las unidades de día, S.E.mana, mes u otras para las cuales S.E. informan las variaciones del índice.

Los ajustes posteriores S.E. calcularán en la oportunidad que S.E. hubiera previsto, tomando como nuevo valor base para el ajuste el monto en Australes establecido S.E.gún el tercer párrafo de este artículo y utilizando como período base el que incluya el día 15 de junio de 1985 o S.E.a, contemplando exclusivamente las variaciones a partir inclusive de la que corresponda al período inmediato siguiente al que incluya el día 15 de junio de 1985.

Artículo 7

Como excepción a lo dispuesto en los artículos 4 a 6, las remuneraciones del personal en relación de dependencia y las prestaciones previsionales, en ambos casos correspondientes al mes de junio de 1985, así como la retribución por aguinaldo correspondiente al primer S.E.mestre de 1985, S.E.rán abonadas en Australes S.E.gún la paridad prevista en el artículo 1.

Artículo 8

Lo establecido en los artículos 5 y 6 no importa modificación de las convenciones establecidas por las partes, S.A.lvo respecto de la moneda en que deberán cancelarse las obligaciones. De igual manera, las obligaciones sometidas a cláusulas de ajuste o indexación continuarán sujetas a las fórmulas establecidas.

Artículo 9

Como excepción a lo dispuesto en el artículo 8, cuando en obligaciones de dar sumas de dinero expresadas en pesos argentinos que estén sujetas a cláusulas de ajuste o indexación S.E. hubieran previsto intereses punitorios por atraso en los pagos, a partir del momento en que dichas obligaciones deban considerarse convertidas de pleno derecho a Australes dichos intereses no podrán superar una vez y media (1, ) la tasa para descuento de documentos a treinta (30) días de plazo del Banco de la Nación Argentina.

Artículo 10

En todos los actos jurídicos en que S.E. hubieran fijado autorizaciones o márgenes o límites máximos o mínimos, expresados en pesos argentinos, los mismos S.E. considerarán convertidos a Australes aplicando la escala de conversión contemplada en el artículo 4 S.E.gún la paridad que corresponda a la fecha de utilización parcial o total de éstos, en la medida de dicha utilización.

Artículo 11

En las obligaciones de dar sumas de dinero pactadas originalmente en Australes S.E.rán consideradas nulas y sin efecto alguno, las convenciones que prevean el ajuste del monto aplicando variaciones de índices elaborados para períodos mensuales correspondientes al mes de junio de 1985 o anteriores. La nulidad prevista en el párrafo precedente no afectará la validez del resto de las convenciones previstas.

Artículo 12

En los recibos o cartas de pago correspondientes a obligaciones expresadas en pesos argentinos, que S.E.gún lo dispuesto en el artículo 4 deben S.A.tisfacerse en Australes, el acreedor deberá dejar constancia de la paridad utilizada para la conversión. El incumplimiento de lo dispuesto en el párrafo precedente otorgará al deudor el derecho a repetir lo pagado.

Artículo 13

A partir del 15 de junio de 1985 no S.E. tomarán en cuenta a los efectos de su pago las fracciones menores a medio (1/2) centavo de Austral.

Las obligaciones que consignen fracciones inferiores a medio (1/2) centavo de Austral S.E.rán abonadas elevando a dicho importe las que excedan de veinticinco diez milésimos (0, 025) de Austral y eliminando tales fracciones cuando su monto S.E.a igual o no supere esta última cantidad.

Artículo 14

El presente Decreto tendrá vigencia a partir del 15 de junio de 1985, sin perjuicio de su posterior publicación en el Boletín Oficial. El Poder Ejecutivo nacional dispondrá la más amplia difusión apelando a los medios masivos de comunicación en todo el territorio de la República.

Artículo 15

Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese.