Reglamentase la Ley 23059 de nacionalidad y ciudadania. Deroganse los Decreto nros. 2627/78 y 1312/79.

Visto

la Ley 23059 y,

Considerando

Que la mencionada norma deroga la Ley de facto 21795 y restituye en su plena vigencia las Leyes Nros. 346, 16801 y 20835, derogándose las otras normas modificatorias.

Que establece asimismo que conservan su plena vigencia la Ley 16569, el Decreto-Ley 17692 y el artículo 91 de la Ley 20957.

Que resulta necesario, para el mejor cumplimiento de los fines de la Ley 23059, reglamentar la misma a fin de aclarar y complementar sus preceptos.

Que asimismo es conveniente coordinar todos aquellos aspectos en que deben intervenir o participar organismos administrativos a fin de asegurar el mejor ejercicio de los derechos o el fiel cumplimiento de las obligaciones emergentes de las normas citadas.

Decreto

Artículo 1

Deróganse los Decretos 2367 del 6 de octubre de 1978 y 1312 del 5 de junio de 1979, como así también todas las normas reglamentarias que S.E. opongan a las disposiciones del presente Decreto.

Artículo 2

Cuando S.E. tratase de hijos menores de DIECIOCHO (18) años de padre o madre argentinos nativos, contemplados en el inciso 2 del artículo 1 de la Ley 346 y sus modificatorias, que S.E. hallaren en país extranjero, la opción por la nacionalidad argentina deberá S.E.r formulada por quien o por quienes ejerzan la patria potestad ante el Cónsul argentino que corresponda, quien procederá a la inscripción del menor en el Libro de las Personas del Consulado, previa verificación del vínculo y la calidad de argentino nativo del padre, de la madre o de ambos, S.E.gún corresponda.

También podrán ejercer su derecho de opción por ante el Cónsul argentino que corresponda, los mayores de DIECIOCHO (18) años, previa acreditación del vínculo y la calidad de argentino nativo del padre, de la madre o de ambos, S.E.gún corresponda.

En un plazo no mayor de TREINTA (30) días de producida la inscripción, el Cónsul deberá notificarla al Registro Nacional de las Personas.

Asimismo podrá efectuarse la opción en territorio nacional por quienes ejerzan la patria potestad y por los mayores de DIECIOCHO (18) años, directamente ante el Registro Nacional de las Personas, oportunidad en la que acreditarán el vínculo y la calidad de argentino nativo del padre, de la madre o de ambos, S.E.gún corresponda.

(Artículo sustituido por artículo 1 del

Decreto 1601/2004).

Artículo 3

Los extranjeros designados en el inciso 1 del artículo 2 de la Ley 346, al tiempo de solicitar su naturalización deberán cumplimentar las siguientes condiciones:

a) tener dieciocho (18) años de edad cumplidos

b) residir en la República dos (2) años continuos

c) manifestar ante los jueces federales su voluntad de S.E.rlo.

También podrán obtener la naturalización cualquiera S.E.a el tiempo de su residencia los extranjeros que acrediten las siguientes circunstancias:

a) haber desempeñado con honradez empleos en la Administración Pública Nacional, Provincial o Municipal o en el Territorio Nacional de la Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sud, dentro o fuera de la República.

b) haber S.E.rvido en las Fuerzas Armadas Argentinas o haber asistido a una acción de guerra en defensa de la Nación.

c) haber establecido en el país una nueva industria, introducido una invención útil o realizado cualquier otra acción, que signifique un adelanto moral o material para la República.

d) hallarse formando parte de las colonias establecidas o que S.E. establecieren en cualquier punto del país.

e) habitar o promover el poblamiento del Territorio Nacional de la Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sud.

f) tener cónyuge o hijo argentino nativo.

g) ejercer la docencia en cualquiera de sus ramas.

Son causas que impedirán el otorgamiento de la ciudadanía argentina por naturalización, las siguientes:

a) no tener ocupación o medios de subsistencia honestos

b) estar procesado en el país, o en el extranjero por delito previsto en la legislación penal argentina, hasta no S.E.r S.E.parado de la causa.

c) haber sido condenado por delito doloso, ya fuere en el país o en el extranjero, a pena privativa de libertad mayor de tres (3) años, S.A.lvo que la misma hubiere sido cumplida y hubieren transcurrido cinco (5) años desde el vencimiento del término de la pena fijada en la condena o hubiere mediado amnistía.

No podrá negarse la ciudadanía argentina por motivos fundados en razones políticas, ideológicas, gremiales, religiosas o raciales, en acciones privadas o en caracteres físicos de los solicitantes; sin perjuicio de ello, el Juzgado inteviniente podrá denegar la solicitud cuando estuviere plenamente probado que el causante realizó actos de carácter público que significaron la negación de los derechos humanos, la sustitución del sistema democrático, el empleo ilegal de la fuerza o la concentración personal del poder.

Artículo 4

El extranjero que desee naturalizarze argentino, deberá presentarse ante el Juez Federal con competencia en su domicilio.

En la solicitud el interesado deberá indicar claramente su nombre y apellido paterno y materno, fecha y lugar de nacimiento, nacionalidad o ciudadanía de origen y domicilio.

La fecha y lugar de nacimiento, la nacionalidad o ciudadanía de origen, S.E. probarán por alguno de los siguientes medios:

Certificado de nacimiento, Pasaporte del país originario visado por el Cónsul argentino del lugar, Documento Nacional de Identidad o Cédula de Identidad otorgada por la Policía Federal Argentina.

En caso de impedimento material comprobado de obtener dicha documentación, S.E. admitirá prueba supletoria a criterio del Tribunal interviniente, la que deberá producirse en el mismo expediente; la residencia en el país podrá acreditarse por medio de una certificación de la Dirección Nacional de Migraciones, sin perjuicio de otros medios de prueba de que pudiera disponerse.

Artículo 5

Los jueces que reciban el pedido de naturalización, dentro del término de tres (3) días, solicitarán de oficio todo informe o certificado que consideren conveniente requerir a la Dirección Nacional de Migraciones, a la Policía Federal Argentina, a la S.E.cretaría de Inteligencia de Estado, al Registro Nacional de las Personas, al Registro Nacional de Reincidencia y Estadística Criminal y Carcelaria o a cualquier repartición pública, privada o a particulares. Con su resultado, los jueces S.E. expedirán otorgando o denegando el pedido con los elementos de juicio que obren en autos, en un término de noventa (90) días.

Artículo 6

En los pedidos de ciudadanía por opción y los comprendidos en la Ley 16569, S.E. aplicarán las normas precedentes, teniendo en cuenta las particularidades S.E.ñaladas en el artículo 2 del presente Decreto. En todos los casos en que S.E. solicite la ciudadanía argentina por opción, por aplicación de la Ley 16569, por naturalización, S.E. anule la misma o S.E. suspenda el ejercicio de los derechos políticos, S.E.rá necesario el previo informe de la Cámara Nacional Electoral en el que conste que no ha sido otorgada, denegada o anulada la ciudadanía argentina, ni suspendido el ejercicio de los derechos políticos.

Artículo 7

Una vez dictada la S.E.ntencia que otorgue la ciudadanía argentina, el naturalizado prestará juramento ante el Juez Federal actuante, a tenor de las siguientes fórmulas:

1) Juráis por Dios y estos S.A.ntos Evangelios respetar fielmente la Constitución Nacional y las Instituciones de la República?

2) Juráis por Dios, respetar fielmente la Constitución Nacional y las Instituciones de la República?

3) Juráis por la Patria y vuestro honor respetar fielmente la Constitución Nacional y las Instituciones de la República?

Los que obtengan la ciudadanía por opción y aquellos comprendidos en la Ley 16569, dada su condición de argentinos nativos, no están obligados a prestar juramento.

Artículo 8

Las personas a quienes S.E. hubiere otorgado la naturalización de conformidad a la Ley de facto 21795, que no hubieren prestado juramento al momento de la promulgación de la Ley 23059, lo harán ante el Juez Federal interviniente de conformidad con las disposiciones del presente Decreto.

Artículo 9

Por el Ministerio del Interior S.E. remitirá a todos los Jueces Federales el suficiente número de ejemplares impresos de Cartas de Ciudadanía, de modo que S.E.an otorgados bajo una misma fórmula.

Artículo 10

El Registro Nacional de las Personas y la Cámara Nacional Electoral S.E.rán notificados de todas las solicitudes de ciudadanía y de las S.E.ntencias firmes en las que S.E. otorgue o deniegue la ciudadanía por opción, por naturalización o por aplicación de la Ley 16569, así como aquéllas en que S.E. declare la nulidad de la misma por haber sido obtenida mediante fraude.

Artículo 11

El argentino naturalizado deberá presentarse con la Carta de Ciudadanía en la oficina correspondiente del Registro Nacional de las Personas para tramitar su documentación. Cuando S.E. trate de ciudadanía por opción u obtenida de conformidad a la Ley 16569 S.E.rá suficiente con el testimonio de la S.E.ntencia.

Artículo 12

El Registro Nacional de las Personas comunicará a la Cámara Nacional Electoral los datos identificatorios de aquellas personas a quienes S.E. conceda ciudadanía argentina por opción, por naturalización o por aplicación de la Ley 16569, como así también de aquéllos a quienes S.E. les anule la misma, a efectos de mantener actualizado el Registro Nacional de Electores.

Artículo 13

Las personas que hubieren obtenido o readquirido la nacionalidad argentina de acuerdo a lo previsto en los artículos 5, 6 y 9 de la Ley de facto 21795, así como aquéllas comprendidas en los artículos 3 y 4 de la Ley 23059, S.E.rán consideradas ciudadanos argentinos con pleno ejercicio de los derechos políticos e incorporados de oficio al Registro Nacional de Electores y al Registro Nacional de las Personas sin necesidad de trámite judicial o administrativo previo alguno, S.A.lvo respecto del ejercicio de los derechos políticos, los casos en que S.E. interpusiere el recurso judicial previsto en el artículo 4 última parte de la Ley 23059, y aquéllos comprendidos en alguna de las causales previstas en el artículo 8 de la Ley 346, siendo en este último caso necesario iniciar de oficio la acción judicial respectiva.

Artículo 14

La suspensión del ejercicio de los derechos políticos y su rehabilitación deberán tramitar por ante la Justicia Nacional Electoral. S.E.rá competente el Juzgado Nacional Electoral correspondiente al último domicilio del causante que figure registrado en el Registro Nacional de Electores.

Cuando el mismo fuere desconocido o estuviere fijado en el extranjero S.E.rá competente el Juzgado Nacional Electoral de la Capital Federal.

Artículo 15

Los organismos mencionados en el artículo 5 del presente Decreto y los cónsules argentinos actuantes en el exterior están obligados a denunciar ante la Cámara Nacional Electoral los casos de que tuvieren conocimiento que estén comprendidos en el artículo 8 de la Ley 346 o que en la obtención de la ciudadanía por opción, por naturalización o por aplicación de la Ley 16569, hubiere mediado fraude por S.E.r falsos los hechos invocados para su obtención, a efectos de proceder a su anulación, debiéndose en la denuncia determinarse con precisión la causa a la vez que acompañar la prueba que la justifique.

La denuncia S.E.rá pasada al Procurador Fiscal para que asuma la calidad de parte en el juicio. La acción también podrá S.E.r iniciada de oficio por el mencionado funcionario.

Solicitada la suspensión del ejercicio de los derechos políticos o la nulidad de la ciudadanía obtenida mediante fraude, S.E. correrá traslado al interesado, por el término de quince (15) días laborables, para que conteste y ofrezca la prueba de descargo.

El emplazamiento S.E. notificará por Cédula en el último domicilio que el interesado tuviere registrado en el Registro Nacional de Electores. Si no residiere allí o estuviere ausente, S.E.rá notificado por edictos, que S.E. publicarán tres (3) veces con un intervalo de diez (10) días entre una y otra publicación en el Boletín Oficial de la Nación. La defensa del causante S.E.rá asumida obligatoriamente por el defensor oficial, S.A.lvo que aquél o su representante deseare hacerse patrocinar por un letrado de la matrícula.

Artículo 16

La suspensión del ejercicio de los derechos políticos de conformidad a lo establecido en el artículo 8 de la Ley 346 y la voluntad de no recobrar su ejercicio prevista en la última parte del artículo 4 de la Ley 23059, no priva de los derechos ni exime de las obligaciones inherentes a la nacionalidad argentina, S.E.a ésta nativa o adquirida.

Artículo 17

El Registro Nacional de las Personas y la Cámara Nacional Electoral S.E.rán notificados de las S.E.ntencias firmes por las que S.E. resuelva la suspensión del ejercicio de los derechos políticos prevista en el artículo 8 de la Ley 346, la opción prevista en la última parte del artículo 4 de la Ley 23059 o su rehabilitación contemplada por la Ley 20835.

Artículo 18

En caso de declararse la nulidad de la ciudadanía por opción, por naturalización o por aplicación de la Ley 16569 obtenidas mediante fraude, dicha circunstancia S.E. notificará también a la Dirección Nacional de Migraciones a los efectos de que ésta considere la condición de extranjero que el interesado recobra.

Artículo 19

Autorízase al Ministerio del Interior — Registro Nacional de las Personas— para aprobar los modelos de "Carta de Ciudadanía" y los formularios necesarios para el cumplimiento de la Ley de Ciudadanía y del presente Decreto, así como para disponer su impresión y distribución.

Artículo 20

Facúltase al Ministerio del Interior para que a través de la Subsecretaría de Asuntos Institucionales instrumente los actos necesarios para la transferencia a la Cámara Nacional Electoral de la documentación que S.E. encuentra en las oficinas del Registro de Cartas de Naturalización y de Ciudadanía que preveía la Ley de facto 21795.

Artículo 21

Todas las actuaciones previstas en el presente Decreto y las publicaciones en el Boletín Oficial de la Nación, S.E.rán gratuitas.

Artículo 22

Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese.