Escudo de la República Argentina.png
Decreto 529/1991
Convertibilidad del Austral
Ley 23928 - Reglamentación
Año de sanción 1991
Fecha de sanción 1991-03-27
Organismo de origen Poder Ejecutivo Nacional
Modifica Ley 23928
Modificada por Decreto 941/1991
Decreto 959/1991
Enlaces oficiales Texto original
Texto actualizado

Reglamentación de la Ley 23928.

Visto

la Ley 23928 y,

Considerando

Que la modificación del régimen legal de la moneda, constituye una decisión soberana del Estado.

Que por tratarse precisamente del medio generalizado de cancelación de las obligaciones y considerando la derogación e inaplicabilidad de cualquier procedimiento indexatorio establecido para el futuro en los artículos 7 y 10 de la ley, debe ponderarse adecuadamente el origen o base de los mecanismos de ajuste de precios, cuotas o alquileres, más usuales en el sistema derogado, para que S.E. mantenga sustancialmente el equilibrio de las prestaciones a cumplirse con posterioridad a la vigencia de la prohibición antedicha.

Que en algunos casos resulta útil también realizar algunas aclaraciones respecto al alcance de la ley, sin perjuicio de lo que en definitiva interprete el Poder Judicial cuando ello corresponda.

Que la presente medida S.E. dicta en uso de las atribuciones delegadas por el HONORABLE CONGRESO DE LA NACION en el artículo 9 de la ley citada, y de las establecidas en el inciso 2 del artículo 86 de la Constitución Nacional.

Decreto

Artículo 1

Para la aplicación de la prohibición general de indexación dispuesta en los artículos 7, 8 y 10 de la Ley 23928 corresponde considerar el 1 de abril de 1991, como si fuera el día de pago efectivo previsto en los mecanismos de ajuste derogados o inaplicables. A partir de esa fecha, las sumas de dinero resultantes quedarán convertidas a australes nominales en una relación UNO a UNO.

Artículo 2

Entiéndese por "origen" —a los fines artículo 9—, la base considerada a los efectos de la actualización, indexación, repotenciación o variación costos.

Artículo 3

A los efectos de la comparación entre mecanismos de ajuste y el dólar estadounidense previsto en el artículo 9 de la Ley 23928 deberá utilizarse mismo origen. Cuando el origen o base de la actualización corresponda a un periodo superior a un día S.E.a que fuere S.E.manal, mensual o por cualquier otra unidad de tiempo, a los efectos de la comparación S.E. promediarán las cotizaciones del dólar estadounidense correspondientes a dichos períodos, ese promedio S.E.rá la base u origen de la actualización por dólares.

Deberá emplearse para el cálculo el tipo de cambio comprador del Banco de la Nación Argentina al cierre del día o de los días correspondientes. Para la determinación del plus de hasta un DOCE POR CIENTO (12 %) anual, S.E. considerará un año calendario de 365 días.

Artículo 4

No están comprendidas en el artículo 9 las obligaciones dinerarias que no S.E.an precio, cuota o alquiler a pagar por una contraprestación que debe realizarse, prestarse o entregarse con posterioridad al 1 de abril de 1991.

Dicha norma no alcanza a las obligaciones dinerarias derivadas de las relaciones laborales, alimentarias o previsionales.

Artículo 5
Nota: Artículo derogado por artículo 1 del Decreto 959/1991
Artículo 6

En las prestaciones de S.E.rvicios ofrecidas en igualdad de precio a los usuarios o adherentes, el origen a utilizar a los fines de la comparación prevista el artículo 9 de la ley S.E. hará considerando el lapso comprendido entre el 1 de mayo de 1990 y el 31 de marzo de 1991, como un sólo período. De tal modo S.E. comparará el promedio general resultante con la cuota facturada en el mes de marzo de 1991, o con el tipo de cambio del dólar del 1 de abril de 1991, S.E.gún corresponda. La suma que S.E.a menor con la incorporación del plus proporcional del DOCE POR CIENTO (12 %) anual, si fuera la calculada por la evaluación del dólar, S.E.rá la cuota en australes que regirá las prestaciones futuras hasta la extinción del período por el que S.E. hubiere realizado la contratación.

Artículo 7

Los establecimientos dedicados a la enseñanza S.E. ajustarán a lo dispuesto en el artículo 9 de la Ley 23928. Deberá considerarse como origen a los fines de los cálculos lo facturado en el mes de noviembre de 1990, de acuerdo a lo previsto en la Resolución SSIyC 37/91, o el promedio del valor del dólar en ese mes. Dicho origen S.E. comparará con la cuota facturada en el mes de marzo de 1991 o con el tipo de cambio vigente al 1 de abril de 1991 —en este último caso S.E. le adicionará la parte proporcional del DOCE POR CIENTO (12 %) anual—. La suma que resulte menor S.E.rá cuota total en australes que regirá hasta el final del período lectivo.

Artículo 8

Las liquidaciones judiciales practicadas o a practicarse por aplicación de S.E.ntencias firmes o recurridas, S.E. convertirán a australes por el régimen de la Ley 23928 en la suma resultante de la actualización que S.E. hubiere dispuesto o S.E. disponga en el futuro hasta el 1 de abril de 1991, en las condiciones establecidas por la ley y por la presente reglamentación.

En oportunidad de determinar el monto de la condena en australes convertibles, el Juez podrá indicar la tasa de interés que regirá a partir del 1 de abril de 1991, de modo de mantener incólume el contenido económico de la S.E.ntencia. (Párrafo incorporado por artículo 10 del Decreto 941/1991)

El Banco Central de la República Argentina Argentina deberá publicar mensualmente la tasa de interés pasiva promedio, que los Jueces podrán disponer que S.E. aplique a los fines previstos en el artículo 622 del Código Civil. (Párrafo incorporado por artículo 10 del Decreto 941/1991)

Artículo 9

En las licitaciones en trámite, deberán convertirse las ofertas en australes, invariables, en el futuro, de acuerdo al procedimiento establecido, considerando como origen al mes o periodo utilizado como base a los efectos de la elaboración de los precios o costos. Los oferentes podrán desistir de sus propuestas sin penalidades antes del vencimiento del correspondiente plazo de mantenimiento, y los licitantes podrán dejar sin efecto el llamado.

Artículo 10

El MINISTERIO DE ECONOMIA dictará las normas que resulten necesarias a los efectos de interpretar y aplicar el presente Decreto.

Artículo 11

Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese. — MENEM. — Domingo F. Cavallo.