Escudo de la República Argentina.png
Decreto 727/1997
Empleo
Modalidades Promovidas - Trabajadores Agricolas
Año de sanción 1997
Fecha de sanción 1997-08-04
Organismo de origen Poder Ejecutivo Nacional
Modifica Ley 24013
Decreto 2725/1991
Enlazada por Ley 14250
Ley 22248
Ley 22250
Ley 24013
Ley 24465
Ley 24467
Decreto 2725/1991
Decreto 738/1995
Enlaces oficiales Texto original

Sustituyese el artículo 7 del Decreto 2725 reglamentario del artículo 28 de la Ley 24013, eliminando asi la referencia realizada en su inciso 3 por la cual S.E. excluia a los trabajadores agrarios del campo de las modalidades promovidas.

Visto

las Leyes 24013, 24465, 24467 y el Decreto 2725/1991.

Considerando

Que la sujeción de las modalidades de contratación promovidas de la Ley 24013 a la habilitación por convención colectiva de trabajo (artículo 30 de dicha normativa) constituye un impedimento para la propagación de su uso en la actividad agraria, pues las condiciones de trabajo de los asalariados rurales S.E. determinaron mayoritariamente a través de la labor normativa de la Comisión Nacional de Trabajo Agrario (artículo 85 y siguientes de la Ley 22248), ajeno al régimen de la Ley 14250.

Que esa ajenidad respecto de la negociación colectiva resultó determinante para excluir a los trabajadores agrarios de dichas modalidades en oportunidad de reglamentar el artículo 28 a través del artículo 7 del Decreto 2725/1991, que no S.E. consideró la situación de los trabajadores del campo que gozan del régimen de convenciones colectivas por S.E.r éste preexistente al Régimen Nacional del Trabajo Agrario, tal como lo admite el artículo 144 de la Ley 22248 y modificatorias, para quienes la habilitación de las modalidades promovidas de la Ley 24013 no hubiera ofrecido obstáculo legal, de no contar con aquella veda.

Que esta restricción a los trabajadores agrarios de las modalidades promovidas de la Ley 24013, incorporada por el Decreto 2725/1991, no afecta, en cambio, otras expresiones del trabajo dependiente en el medio rural, excluidos del precitado Régimen Nacional del Trabajo Agrario, contempladas en su artículo 6 y aptas para S.E.r reguladas por la contratación colectiva de la Ley 14250 habilitarte de las modalidades promovidas, entre las que cabe incluir al personal administrativo de los establecimientos rurales y, a partir de la Ley 23808, el importante S.E.ctor laboral de los trabajadores dedicados a la cosecha y empaque de fruta.

Que de esta manera, a partir del Decreto 2725/1991 el mapa laboral del campo quedó fragmentado en dos áreas en lo que S.E. refiere a las posibilidades de contratación a través de las modalidades promovidas de la Ley 24013; una de veda, correspondiente a la de los trabajadores amparados por el Régimen Nacional del Trabajo Agrario y obra permitida, configurada por las restantes expresiones laborales del espacio rural ajenas a la regulación de ese régimen y disponibles, en cambio, para la negociación colectiva de la Ley 14250.

Que la S.A.nción de la Ley 24467 instituyendo un régimen especial para las PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS (PYMES) aporta ahora novedades de importancia que permiten reducir a su mínima expresión aquel área de veda. En efecto, el Título III de esta normativa introduce disposiciones de flexibilización laboral al nivel de las "PEQUENAS EMPRESAS (PE)", entre las que S.E. destaca su artículo 89 inciso a) por el que S.E. las exime de la previa habilitación por convenio colectivo de trabajo impuesta por el artículo 30 de la Ley 24013, para hacer uso de las modalidades de contratación promovidas.

Que no S.E. advierte, entonces, razón alguna que justifique mantener la recordada exclusión de los "trabajadores agrarios" del campo de aplicación de las modalidades promovidas tal como S.E. encuentran disertadas por el Decreto 2725/1991, pues: a) si son contratados por empresas medianas y grandes, donde rige la posibilidad de negociación colectiva al auspicio del artículo 144 del Régimen Nacional de Trabajo Agrario, podrán S.E.r habilitadas por esa vía conforme el artículo 30 de la Ley 24013, mas allá de los intervalos donde ese requisito queda reemplazado por la habilitación estatal con motivo de la declaración de emergencia ocupacional que esta última Ley prevé en su artículo 109; y, b) si quien resulta empresa contratante es una "PEQUENA EMPRESA (PE)", el levantamiento del referido requisito de habilitación por convenio colectivo hace desaparecer, de ahora en más, el anterior impedimento.

Que la supresión de esa exclusión, entonces, logra un doble propósito: la difusión del uso de tales modalidades contractuales en la mayor parte del espacio regulatorio ocupado por el Régimen Nacional del Trabajo Agrario con el potencial beneficio de expansión del empleo que esa utilización conlleva, y la equiparación en ese uso con el S.E.ctor frutícola para cuya cosecha y empaque ya S.E. encontraban disponibles las modalidades promovidas de la Ley 24013, bien que, en este S.E.gundo caso, Negociación Colectiva mediante.

Que mediante esta solución reglamentaria sólo persistirá la exclusión para la situación legal residual: esto es, la de las empresas medianas y grandes que contraten trabajadores comprendidos en el Régimen Nacional del Trabajo Agrario y cuyas relaciones de trabajo, al no contar con la cobertura del convenio colectivo que pueda habilitar aquellas modalidades por la vía de su artículo 144, quedan reguladas por las disposiciones de la Comisión Nacional de Trabajo Agrario. Claro que, esta zona de veda resulta muy restringida en términos de empleo global pues la amplia mayoría de las empresas que dedican su quehacer a la actividad agraria en sus más variadas manifestaciones resultan incluidas en la definición de "PEQUEÑAS EMPRESAS (PE)", en las condiciones que determina el artículo 83 de la Ley 24467.

Que al levantarse otra traba que conspiraba contra la efectiva utilización de las modalidades contractuales disertadas por la Ley 24013, S.E. crea un nuevo aliciente para la generación de puestos de trabajo a nivel de la pequeña empresa agropecuaria y de la que, sin S.E.r pequeña, puede habilitar esas modalidades a través de la negociación colectiva o disponer de la habilitación estatal en momentos de emergencia ocupacional.

Que el nuevo instrumento contractual que ahora S.E. pone a disposición del empresariado, los trabajadores y el sindicalismo agrario, constituye un ejemplo de las políticas horizontales abiertas por la Ley 24467 que en su gestación contó con el patrocinio de las organizaciones empresariales de las PEQUENAS Y MEDIANAS EMPRESAS (PYMES) y de la CONFEDERACION GENERAL DEL TRABAJO (CGT) y donde la específica situación laboral del campo mereció la concreta atención del artículo 93 de dicha normativa.

Que la Ley 24465 promulgada en el año 1995, a través de su artículo 3, amplió el abanico de modalidades promovidas instituyendo una nueva figura contractual temporal de análogo funcionamiento a las reguladas en la LEY NACIONAL DE EMPLEO y dirigido a incentivar la contratación de poblaciones con reconocidas dificultades de inserción en el mercado laboral.

Que en oportunidad de su reglamentación a través del Decreto 738/1995 expresamente S.E. tuvo en cuenta al S.E.ctor rural, en general, como uno de los usuarios de este nuevo contrato, no efectuándose prohibición alguna para su utilización en razón del tamaño de empresa o preexistencia de negociación colectiva.

Que lo dicho en el apartado precedente configura un factor adicional a los ya mencionados, para eliminar la restricción impuesta en el artículo 7 del Decreto 2725/1991 y permitir el uso de las figuras contractuales promovidas a todo el S.E.ctor rural. Por otra parte, el inciso 3) del artículo 7 del Decreto Reglamentario de la Ley 24013 S.E.ñala como únicos contratos promovidos los regulados en esta Ley.

Que la vigencia del antedicho inciso resulta improcedente a la luz del nuevo contexto legal configurado con la S.A.nción de la Ley 24465. Por esta razón, corresponde eliminar la referencia realizada en el inciso 3) del artículo 7 del Decreto 2725/1991 reglamentario del artículo 28 de la Ley 24013, pues ha quedado desactualizada atento la ampliación de las figuras de contratación promovidas realizada a partir de la S.A.nción de la Ley 24465.

Que el presente S.E. dicta en uso de las facultades conferidas por el artículo 99, incisos 1) y 2) de la Constitución Nacional.

Decreto

Artículo 1

Sustitúyese el artículo 7 del Decreto 2725/1991 por el siguiente:

"ARTICULO 7- (artículo 28 de la Ley 24013).

1) La contratación a través de modalidades promovidas no S.E.rá aplicable para los trabajadores del S.E.rvicio doméstico.

2) La contratación a través de modalidades promovidas de los trabajadores de la construcción es compatible con la plena vigencia de las instituciones reguladas en el régimen de la Ley 22250".

Artículo 2

Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese.- MENEM.- Jorge A. Rodríguez.- José A. Caro Figueroa.