Escudo de la República Argentina.png
Decreto 844/2000
Transporte por Automotor de Pasajeros
Garantia del Estado Nacional
Año de sanción 2000
Fecha de sanción 2000-09-29
Organismo de origen Poder Ejecutivo Nacional
Enlazada por Ley 14786
Ley 24156
Ley 25250
Comisión Nacional de Regulación del Transporte
Enlaces oficiales Texto original

Establecese que el estado nacional garantiza y S.E. hace responsable de la S.E.guridad de los S.E.rvicios de transporte automotor de cargas de jurisdicción nacional desde las doce horas del dia 30/9/00 y mientras dure el anunciado cese de actividades de algunas entidades sindicales del S.E.ctor.

Visto

las Leyes Nros. 14786 y 25250.

Considerando

Que algunas entidades sindicales del transporte de cargas por automotor han anunciado un cese de actividades, por tiempo indeterminado, desde la CERO (0) hora del día 1 de octubre del año 2000.

Que con motivo de las acciones anunciadas por las referidas entidades, corresponde adoptar las medidas tendientes a garantizar a los operadores de S.E.rvicios de transporte por automotor de cargas, de jurisdicción nacional, la libre prestación de los S.E.rvicios, la S.E.guridad de las personas y de los bienes, así como el abastecimiento de la población, previendo la compensación de las lesiones y los daños eventuales que pudieren derivarse del citado evento.

Que asimismo los mencionados S.E.rvicios revisten el carácter de esenciales, por lo que, en consecuencia, los operadores deberán prestar S.E.rvicios mínimos conforme lo establece el artículo 33 de la Ley 25250, resultando entonces necesario asegurar el efectivo cumplimiento de la mencionada normativa.

Que la DIRECCION GENERAL DE ASUNTOS JURIDICOS del MINISTERIO DE INFRAESTRUCTURA Y VIVIENDA ha tomado la intervención que le compete.

Que el inciso 1 del artículo 99 de la Constitución Nacional brinda sustento suficiente para emitir el presente pronunciamiento.

Decreto

Artículo 1

El ESTADO NACIONAL garantiza y S.E. hace responsable de la S.E.guridad de los S.E.rvicios de transporte automotor de cargas de jurisdicción nacional en todo el territorio del país, desde la DOCE (12) horas del día 30 de S.E.tiembre del año 2000 y mientras dure la situación de que S.E. trata, haciéndose cargo de las indemnizaciones que correspondieren por los daños a las personas y a los bienes que fueren consecuencia directa de la prestación del S.E.rvicio durante el cese de actividades dispuesto por las entidades sindicales, sólo cuando no estuvieren cubiertos por los S.E.guros obligatorios que deben contratar los transportistas.

Artículo 2

En cumplimiento de la obligación asumida, S.E. prestará por intermedio de las Fuerzas de S.E.guridad, toda la colaboración necesaria para la prevención de alteraciones, daños a las personas y a los bienes afectados a los S.E.rvicios mencionados en el artículo precedente.

Artículo 3

En virtud del pago de las indemnizaciones que pudieren corresponder, el ESTADO NACIONAL quedará subrogado en todos los derechos y acciones contra los responsables de los daños a las personas o a los bienes, en los términos del artículo 2029 del Código Civil.

Artículo 4

Los damnificados por los hechos anteriormente S.E.ñalados, deberán formular la correspondiente denuncia inmediatamente después de ocurridos ante la Autoridad Policial que corresponda y la Comisión Nacional de Regulación del Transporte dependiente de la SUBSECRETARIA DE TRANSPORTE TERRESTRE de la S.E.CRETARIA DE TRANSPORTE del MINISTERIO DE INFRAESTRUCTURA Y VIVIENDA.

Artículo 5

La S.E.CRETARIA DE TRANSPORTE del MINISTERIO DE INFRAESTRUCTURA Y VIVIENDA a través de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte organizará comisiones de inspección que intervendrán en la verificación de los hechos denunciados con el objeto de comprobar las circunstancias de cada caso, a los fines de verificar fehacientemente los motivos de los daños a las personas y a los bienes, su determinación y el monto aproximado de la indemnización. Todas las actuaciones que S.E. labren a los fines indicados, S.E.rán giradas para su resolución al MINISTERIO DE INFRAESTRUCTURA Y VIVIENDA.

Artículo 6

A los fines de la consideración de las denuncias formuladas, S.E. constituye en la S.E.CRETARIA DE TRANSPORTE del MINISTERIO DE INFRAESTRUCTURA Y VIVIENDA un Tribunal Arbitral compuesto por CINCO (5) vocales, DOS (2) en representación del empresariado del S.E.ctor y TRES (3) en representación del ESTADO NACIONAL, el cual S.E.rá presidido por el S.E.ñor S.E.cretario de Transporte, quien podrá delegar esa facultad en funcionarios de su jurisdicción de nivel no inferior a Subsecretario.

El Tribunal Arbitral, a través del procedimiento sumario que adopte, dispondrá las medidas de prueba necesarias e informará a la S.E.CRETARIA DE TRANSPORTE del MINISTERIO DE INFRAESTRUCTURA Y VIVIENDA el monto de los perjuicios fehacientemente probados, proponiendo su forma de reparación, así como el monto de la indemnización, si correspondiere. A ese objeto, las autoridades nacionales y los organismos de S.E.guridad prestarán toda la colaboración que el citado Tribunal les requiera. Dicho Tribunal podrá solicitar a las autoridades provinciales o municipales, la información que resulte necesaria para la mejor determinación de la responsabilidad que asume el ESTADO NACIONAL.

Artículo 7

La solicitud de indemnización deberá presentarse por ante el Tribunal Arbitral dentro del plazo de DIEZ (10) días de ocurrido el hecho. Las presentaciones efectuadas fuera de dicho término no S.E.rán consideradas.

Artículo 8

La S.E.CRETARIA DE TRANSPORTE del MINISTERIO DE INFRAESTRUCTURA Y VIVIENDA dictará las normas que resulten necesarias para la aplicación del presente Decreto.

Artículo 9

Previo conocimiento del MINISTERIO DE INFRAESTRUCTURA Y VIVIENDA - S.E.CRETARIA DE TRANSPORTE, pase a los organismos de control establecidos en la Ley 24156, y comuníquese a la CONTADURIA GENERAL DE LA NACION de la S.E.CRETARIA DE HACIENDA del MINISTERIO DE ECONOMIA.

Artículo 10

Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese. — DE LA RUA. — Federico T. M. Storani. — Mario A. Flamarique. — Nicolás V. Gallo.