Escudo de la República Argentina.png
Ley 24143
Banco Hipotecario Nacional
Situación Patrimonial e Impositiva
Año de sanción 1992
Fecha de sanción 1992-09-23
Organismo de origen Honorable Congreso de la Nación Argentina
Modifica Ley 1804
Modificada por Decreto 1862/1992
Decreto 540/1993
Decreto 640/1995
Decreto 677/1997
Decreto 924/1997
Ley 24855
Ley 25565
Enlaces oficiales Texto original

Situación patrimonial e impositiva del banco hipotecario nacional. Determinación de saldos de deuda en la cartera hipotecaria. Nuevas condiciones de financiación. Cancelación anticipada. Disposiciones complementarias. Promulgada por Decreto 1862 del13-10-92. Observada en el artículo 6to., parrafo artículo 25, inciso a).

Nota: Nota: por artículo 28 de la Ley 24855, se abroga la presente ley con excepción de las obligaciones y de las exenciones contenidas en los siguientes artículos: a) el artículo 3, hasta la fecha de la constitución de la sociedad banco hipotecario S. A. Continuando vigente para las operaciones de crédito concretadas hasta ese momento; b) el artículo 13 y el artículo 17, los que continuarán vigentes para las operaciones realizadas y las que se realicen en el banco hipotecario S. A. Dentro del plazo de diez (10) años a partir de la vigencia de la Ley 24855. Asimismo dispuso por artículo 29 que se derogan todas las disposiciones que ordenen al banco hipotecario nacional avalar o afianzar obligaciones.

Título I - Situación Patrimonial e Impositiva

Artículo 1

Autorízase al Poder Ejecutivo a ratificar los acuerdos celebrados entre el Banco Hipotecario Nacional, el Banco Central de la República Argentina Argentina y la Secretaría de Hacienda del Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos, dirigidos a establecer la forma de cancelación de los créditos y deudas existentes entre ellos, según lo establecido en el Acta de Convenio del 23 de marzo de 1992 por ellos suscrita, y su participación en el Banco de Inversión y Comercio Exterior.

Artículo 2

Ratifícanse las exenciones dispuestas por el Poder Ejecutivo respecto del Banco Hipotecario Nacional, que comprenden los impuestos sobre los capitales, activos y a las ganancias, los que los sustituyan o complementen en el futuro y los de emergencia a los mismos.

Artículo 3

A partir del vencimiento de los beneficios establecidos en el artículo anterior, el Banco Hipotecario Nacional quedará eximido de los impuestos aludidos en el mismo, sólo para las operaciones, bienes, ganancias referidas a la cartera de préstamos para la vivienda de la institución. Igual temperamento se aplicará a partir de la vigencia de la Ley 23760 para el impuesto a los servicios financieros.

Título II - Desenvolvimiento Operativo

Artículo 4

El Banco Hipotecario Nacional orientará su accionar como banco mayorista, para atender las necesidades de la población en materia de vivienda social única -y de uso permanente por el beneficiario según la reglamentación que dicte el banco- y desarrollo urbano. El Banco Hipotecario Nacional no podrá abrir nuevas sucursales, desarrollando sus operaciones con la banca nacional, provincial, municipal y privada, en un marco de eficiencia y rentabilidad, con exclusión de subsidios no expresamente contemplados.

Artículo 5

Derógase el artículo 2 de la Carta Orgánica del Banco Hipotecario Nacional, aprobada por Ley 22232.

Artículo 6

Sustitúyese las siguientes normas de la Carta Orgánica del Banco Hipotecario Nacional, las que quedarán redactadas como a continuación se indica:

Artículo 4

En todo cuanto haga a su funcionamiento, el Banco Hipotecario Nacional mantendrá sus relaciones con el Poder Ejecutivo por intermedio del Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos.

Artículo 10

El gobierno del banco será ejercido por un (1) directorio compuesto por un (1) presidente, un (1) vicepresidente y cuatro (4) directores designados por el Poder Ejecutivo.

Artículo 17

El presidente, o quien lo reemplace, convocará a las reuniones del directorio como mínimo dos (2) veces por mes, o cuando lo soliciten cualquiera de sus miembros o del síndico.

En las reuniones, el presidente o quien lo reemplace y tres (3) de sus miembros formarán quórum.

Las resoluciones serán adoptadas por simple mayoría de votos de los presentes, a excepción de aquellos asuntos que no cuenten con aprobación previa de las instancias administrativas correspondientes, en cuyo caso se requerirá su aprobación por cuatro (4) directores.

Artículo 25

Para el cumplimiento de su objeto el banco podrá:

a) Conceder créditos con garantía real en primer grado de privilegio a personas de existencia visible o ideal, públicas o privadas, para la adquisición, construcción, ampliación, reforma, refacción y conservación de vivienda única -y de uso permanente por el beneficiario según la reglamentación que dicte el banco-, edificios y, en especial, equipamiento comunitario, trátese de inmuebles urbanos o rurales, individuales o colectivos;

b) Conceder créditos para la ejecución de obras de desarrollo, remodelación o preservación de núcleos y áreas urbanas; relacionado con las necesidades habitacionales o planes de vivienda que se ejecuten por el banco, previa consulta o intervención de los municipios.

c) Conceder créditos para la realización de estudios e investigación sobre el desarrollo urbano, habitacional y de edificación; en especial relativos a la reducción de costos, mejoramiento de las condiciones de habitabilidad, de los procedimientos y sistemas constructivos de las viviendas y al mejoramiento de las condiciones sociales, ambientales y sanitarias de los núcleos urbanos;

d) Efectuar operaciones de redescuentos de cartera hipotecaria, y de coparticipación de financiación con entidades del sistema financiero oficial o privado;

e) Efectuar inversiones de carácter transitorio en activos de fácil realización y bajo riesgo, con recursos provenientes de excedentes de liquidez;

f) Otorgar avales, fianzas y otras garantías vinculadas con operaciones en las que esté autorizado a intervenir, suscribiendo toda clase de documentos comerciales a tal efecto;

g) Emitir valores, bonos, obligaciones negociables y cualquier otro tipo de títulos circulatorios en moneda nacional o extranjera previa autorización del Poder Ejecutivo, así como operar en el mercado respectivo por cuenta propia y/o de terceros.

No se requerirá la referida autorización cuando se trate de la emisión de certificados de participación sobre su cartera hipotecaria hasta el cincuenta por ciento (50%) del valor de la misma, debiéndose dar cuenta al Banco Central de la República Argentina Argentina.

h) Recibir toda clase de depósitos a la vista y a plazo, de ahorro y en cuentas especiales;

Capítulo I

Obtener créditos del exterior, previa autorización de la autoridad competente; o de entidades financieras radicadas en el país y actuar como intermediario de créditos obtenidos en moneda nacional y extranjera;

j) Cumplir mandatos y comisiones vinculados con sus operaciones y formar parte de consorcios de bancos que demanden o provean recursos coordinándolos y/o asumiendo su representación, organizar y administrar fondos de ahorro previo, u otros fondos inmobiliarios relacionados al tema habitacional;

k) Actuar como representante de entidades financieras del país y del exterior, dentro de sus fines específicos;

l) Asegurar cualquiera de los riesgos de las operaciones que realice o de los bienes que sean o hayan sido objeto de su financiación, aunque no hubieran sido dados en garantía, e imponer seguros a los beneficiarios de sus operaciones;

m) Adquirir bienes inmuebles, acciones y obligaciones en defensa o en pago de sus créditos y efectuar las inversiones para su mejor utilización, conservación y realización.

n) A los fines del mejor cumplimiento de sus objetivos el Banco Hipotecario Nacional podrá realizar todas las actividades y/o operaciones no prohibidas por la ley a los bancos comerciales dentro de un perfil mayorista, actuando además como agente financiero del Estado en materia de vivienda, construcción y desarrollo urbano, e interviniendo por cuenta de éste en la asignación y distribución de recursos.

Título III - Determinación de Saldos de Deuda en la Cartera Hipotecaria

ARTICULO

7) — El Banco Hipotecario Nacional procederá a fijar en todas sus operaciones de préstamos individuales, para la vivienda, los saldos de deuda al 1-4-91 conforme las condiciones que se establecen. A tal efecto, dentro de los trescientos sesenta (360) días de la sanción de la presente, deberá dictar la reglamentación respectiva, la que preverá una disminución mínima de los saldos, no inferior al diez por ciento (10%) de la deuda calculada a la fecha establecida, por los índices originales.

Artículo 8

Los saldos de deuda de préstamos individuales provenientes de la operatoria HN 700 (Reactivación Variante II) y HE 311 serán recalculados sobre la base de tomar como precio de venta de las viviendas el valor básico de la operatoria incluido el coeficiente zonal, actualizado por variación del índice del costo de la construcción del Banco Hipotecario Nacional al mes de marzo de 1991.

Este resultado será referencial y podrá ser disminuido, mediante resolución fundada, en función de las características de cada proyecto y del valor real de sus unidades. A ese efecto, el Banco Hipotecario Nacional queda autorizado a categorizar los distintos proyectos tomándose como categoría básica la correspondiente a las exigencias mínimas de la operatoria y determinando, conforme los mejores niveles constructivos, otras tres: media, buena y muy buena.

Los nuevos saldos de deuda así determinados correspondientes a cada categoría resultarán de restar al precio de venta las amortizaciones ajustadas por igual índice.

Artículo 9

Para el resto de los préstamos se recalcularán los saldos de deuda a partir del 1-8-87. Los saldos al 1-4-91 resultarán de aplicar a los desembolsos efectuados o al monto del contrato, en su caso, el índice del costo de la construcción del Banco Hipotecario Nacional, con deducción de las amortizaciones ajustadas por igual índice.

Título IV

Nuevas condiciones de financiación

Artículo 10

Los saldos de deuda fijados conforme el título anterior devengarán un interés no inferior al uno por ciento (1%) anual. Las tasas vigentes se ajustarán, en su caso, a partir del 1-4-91.

Cuando, a criterio del Banco Hipotecario Nacional, las condiciones económicas de los préstamos se vieran alteradas, podrá modificar la tasa de interés para preservar el valor de sus créditos, capitalizándolos total o parcialmente.

En relación de la entidad con el Banco Central de la República Argentina Argentina el porcentaje de interés capitalizado no se computará como interés aplicado.

Artículo 11

El servicio de reembolso será establecido en función de los nuevos saldos de deuda, tasa de interés y plazo faltante. El banco queda facultado para ampliar los plazos de amortización hasta un máximo de cincuenta (50) años a contar desde el inicio de la operación en los casos en que circunstancias especiales lo justifiquen, a cuyo fin el banco dictará la normativa pertinente.

Hasta tanto se concrete el recálculo de los servicios de reembolsos, se mantendrán las cuotas en los valores vigentes. El recálculo de que se trate deberá concretarse dentro de los trescientos sesenta (360) días de la sanción de la presente ley.

Artículo 12

El Banco Hipotecario Nacional adoptará las medidas necesarias para reducir el nivel de mora de su cartera hipotecaria. A tal fin deberá encarar, a través de los medios que le brinda su carta orgánica, la ejecución de todo préstamo que registre más de cinco (5) servicios en mora, salvo casos de excepciones particulares o generales que se excluyan por resolución debidamente fundada, en atención a serias situaciones de emergencia económica que afecten a los prestatarios.

Los deudores de la entidad contarán con un plazo de ciento ochenta (180) días a partir de concretado el recálculo de los servicios de reembolso a que se refiere el artículo anterior para la puesta al día de servicios atrasados y/o suscripción de convenios de refinanciación, en los que será condición para su otorgamiento estar al día en los pagos de los servicios posteriores a la notificación del recálculo.

Artículo 13

El Banco Hipotecario Nacional constituirá un fondo especial destinado a subsidiar los servicios de reembolso de los prestatarios que se encuentren afectados por serias situaciones de emergencia económica y que no pudieran ser atendidas mediante la renegociación del crédito. Dicho fondo se integrará con el dos por ciento (2%) de las sumas ingresadas en concepto de intereses percibidos sobre préstamos para la vivienda. El banco deberá dictar la reglamentación destinada a fijar los recaudos para la constitución del fondo, el otorgamiento de dichos subsidios, así como sus alcances económicos temporales.

Título V - Cancelación Anticipada

Artículo 14

A fin de facilitar la cancelación anticipada de préstamos, en los casos en que resulte conveniente para la entidad, el Banco Hipotecario Nacional podrá implementar, mediante resolución fundada, un régimen de bonificación especial sobre los créditos otorgados con anterioridad a la sanción de la presente ley.

Título VI - Disposiciones Complementarias

Artículo 15

La normativa establecida en la presente, reemplaza a las condiciones de financiación anteriores contractualmente convenidas o fijadas por resoluciones internas del Banco Hipotecario Nacional.

Artículo 16

A efectos de determinar en forma precisa la situación y composición de su cartera hipotecaria, el Banco Hipotecario Nacional, podrá realizar censos particulares, o generales de deudores, que los beneficiarios deberán cumplir en carácter de declaración jurada. Sobre la base de los resultados de dichos censos el Banco Hipotecario Nacional efectuará los ajustes necesarios para asegurar la correcta fijación de saldos de deuda y monto de cuotas en función de los valores de las unidades de vivienda, por aplicación de las normas de la presente.

Asimismo, el Banco Hipotecario Nacional deberá dictar una reglamentación que contemple la situación de anteriores beneficiarios de financiación que impida la duplicidad de apoyo financiero.

Artículo 17

Las compraventas, hipotecas, divisiones, sometimiento al régimen de la Ley 13512, cancelaciones y todo acto relativo al proceso de enajenación de vivienda individuales provenientes de operaciones globales de construcción financiadas por el Banco Hipotecario Nacional, cuyos proyectos se hayan iniciado con anterioridad a la sanción de la presente ley podrán concretarse por instrumentos labrados por el banco e inscritos en los registros de la propiedad por oficios suscritos por la autoridad que ejerza su representación, sus apoderados o funcionarios autorizados a tal fin.

Artículo 18

Facúltase al Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos a declarar con los alcances previstos en el artículo 48 de la Ley 23696, la rescisión de los convenios de financiación correspondientes a operaciones de obras masivas del Banco Hipotecario Nacional que se encuentren paralizadas como consecuencia de la emergencia económica que afectó a esa institución. La rescisión prevista en el párrafo anterior no procederá en aquellos casos en que sea posible la continuación de obras, previo acuerdo entre las partes, que se inspire en el principio del sacrificio compartido.

A tal efecto se fija un nuevo plazo de ciento ochenta (180) días para la renegociación de los convenios vigentes, vencido el cual el Banco Hipotecario Nacional elevará al citado ministerio la nómina de operaciones sujetas a rescisión.

Sin perjuicio de ello, en los casos en que mediare condena judicial por causa vinculada a las operaciones referidas, el Poder Ejecutivo queda facultado a incorporar la deuda respectiva en el régimen establecido en la Ley 23982 .

Artículo 19

El Banco Hipotecario Nacional implementará una operatoria especial para atender la financiación de unidades de vivienda y obras de urbanización complementarias, destinadas a pequeñas localidades. Los créditos se otorgarán a solicitud de los municipios, quienes deberán elaborar los respectivos proyectos. El Banco Hipotecario Nacional admitirá las características y modos constructivos de los proyectos elaborados localmente, como forma de respetar las particularidades y necesidades de cada región del país. Los proyectos deberán adecuarse a los lineamientos generales que a este fin establezca el banco.

Por esta operatoria no podrán financiarse programas que superen las cien unidades habitacionales por localidad.

Los municipios podrán ejecutar las obras por administración directa, por el sistema de contratación de obras públicas que tengan establecido conforme las disposiciones legales vigentes, o mediante modalidades que contemplen el esfuerzo propio y la ayuda mutua.

El Banco Hipotecario Nacional, deberá destinar anualmente, para el financiamiento de esta operatoria, no menos del quince por ciento (15%) del total de créditos que otorgue medido en pesos, y deberá contemplar una equitativa distribución geográfica.

Artículo 20

Los bonos de consolidación de deudas previsionales a que se hace referencia en el último párrafo del artículo 14 de la Ley 23982, podrán ser aplicados a la par, sin restricciones al pago de las obligaciones vencidas o futuras que mantenga el suscriptor original con el banco.

Artículo 21

Comuníquese al Poder Ejecutivo. — LUIS A. MARTINEZ — EDUARDO MENEM — Esther Pereyra Arandía de Pérez Pardo — Edgardo Piuzzi.

Visto

el proyecto de Ley 24143 sancionado con fecha 23 de setiembre de 1992 y comunicado por el HONORABLE CONGRESO DE LA NACIÓN, a los fines previstos en el artículo 69 de la Constitución Nacional.

Considerando

Que dicho proyecto se originó en el que fuera elaborado por este PODER EJECUTIVO NACIONAL y remitido por Mensaje 297/1992.

Que el propósito perseguido, y puesto de manifiesto en el referido mensaje de elevación, tendió esencialmente a perfeccionar el saneamiento y reestructuración del BANCO HIPOTECARIO NACIONAL y brindarle los medios legales que permitan su adecuada inserción en el integral proceso de transformación del Estado, en forma tal de participar activamente en el mismo.

Que el proyecto recibió apoyo casi unánime en la CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA NACIÓN, que respaldó así la continuidad institucional de la entidad y su necesaria actuación activa en la atención de la problemática habitacional del país.

Que los agregados introducidos al proyecto original refuerzan, en términos generales, la orientación perseguida.

Que no obstante ello, no participa de ese sentido la modificación introducida por vía del artículo 6 del proyecto de ley al inciso a) del artículo 25 de la carta orgánica DEL BANCO HIPOTECARIO NACIONAL, el que debe mantenerse con su texto vigente según Ley 22232.

Que en ese aspecto cabe destacar que el propósito perseguido por los diputados al introducir la modificación se encuentra plenamente cubierto con la norma del artículo 4 del proyecto de ley, y que la alteración del inciso a) del artículo 25 de la Carta Orgánica del BANCO HIPOTECARIO NACIONAL al afectar facultades operativas de la institución generaría dificultades interpretativas y obstáculos en el normal desenvolvimiento de la entidad.

Que así lo entendió la CÁMARA DE SENADORES DE LA NACIÓN, absteniéndose de cuestionar formalmente la modificación introducida para no entorpecer la sanción de la ley, confiando en que la interpretación del texto no se aparte de los fines perseguidos por el legislador y despeje todo posible intento de limitación de las facultades operativas de la institución.

Que en ese marco, se entiende necesario el ejercicio de la facultad conferida al PODER EJECUTIVO NACIONAL por el artículo 72 de la Constitución Nacional observando la modificación de que se trata y evitando de esta forma cualquier duda de interpretación.

Decreto

Artículo 1

Obsérvase el párrafo del artículo 6 del proyecto de ley registrado bajo el 24143, que se individualiza como inciso a) del artículo 25 de la Carta Orgánica del Banco Hipotecario Nacional.

Artículo 2

Con la salvedad establecida en el artículo precedente, cúmplase, promúlgase y téngase por ley de la Nación, el proyecto de ley registrado bajo el 24143.

Artículo 3

Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese. MENEM — Domingo F. Cavallo