Metamorfosis de la pubertad

From Sophivorus

El PSA enseña que "existen dos caminos para el hallazgo de objeto: en primer lugar, el que se realiza por apuntalamiento en los modelos en la temprana infancia y en segundo lugar el narcisista". La cátedra agrega otra forma de encuentro, la alteridad del objeto, por su amenidad y extrañeza, extraño por lo que conlleve de no conocido. Destacamos la combinatoria de los modos en la elección.

Nuevamente en el texto de Freud, dice que "la pulsión tenía un objeto por fuera del cuerpo propio: el pecho materno. Lo perdió más tarde. Después la pulsión sexual pasa a ser autoerótica y solo después de superar el periodo de latencia se vuelve a la situación originaria. El hallazgo (encuentro) de objeto es propiamente un reencuentro". La cátedra abre así, una polémica acerca de este encuentro.

Hallazgo no es encuentro

Hallazgo implica la actividad que hace aparecer un objeto mediatizado por la creatividad del sujeto. Hallazgo es descubrir algo hasta entonces no conocido. Por lo cual, hallazgo no es tanto la acción de encontrar, como una cualidad de la actividad subjetiva. Si el encuentro de objeto es un hallazgo, lo es porque el proceso estuvo comandado por la creatividad del sujeto.

Hallazgo y re-encuentro

El bebé se encuentra con un objeto exterior a sí, fuera de su cuerpo. Que en los comienzos esa amenidad esté al servicio del bebé y de la ilusión de objeto propio, depende que la función materna sea suficientemente adecuada. Se reduce así, la exterioridad del objeto y pictograma de fusión mediante, la pulsión pasa a ser regularmente autoerótica; el objeto toma cuerpo en el niño.

Se crean e inician diferencias yo/no-yo, sujeto/objeto, interno/externo, dentro/fuera, y la representación global de la persona a quien pertenecía el órgano que le dispensaba satisfacción. Modelo que no va a ser ajeno a la genitalidad y al hallazgo de objeto.

El cuerpo puberal

Una vez instalada la barrera de la prohibición del incesto y los diques morales, y la búsqueda de alteridad propia de la pulsión genital con la pulsión puberal, al psiquismo le urgen trabajos específicos. El cuerpo puberal, con sus reorganizaciones y neo-organizaciones, requiere de nuevas inscripciones y nuevos circuitos pulsionales. El objeto, para terminar de constituirse como tal (exterior-ajeno-extraño), requiere de tiempos y espacios donde hacerlo, de ensayos y exploraciones.

Le urge el hallazgo-creatividad-encuentro de objeto exterior a sí, al mismo tiempo que el objeto exterior no reduplique un encuentro ya producido, sino que inscriba como acontecimiento que diferencie lo que está investido por el niño y la familia de lo que deviene nuevo y que está in-vistiendo como obra propia, por fuera del cuerpo y lo familiar. Se encontrarán en el objeto rasgos de la infancia, pero hallazgo es fundamentalmente nueva inscripción de la creatividad propia.

Apuntalamiento plataforma y momento de salida adolescente, el cuerpo requiere de nuevas inscripciones con el objeto que es reinventado en la alteridad, se adiciona así el otro modo de elección por alteridad y radical diferencia (subjetiva) del (sexo) objeto. Apuntalamiento es sostén transitorio hasta la partida.

Lo puberal, pulsa la continuidad zona-objeto complementario, empuja al autoerotismo, al narcisismo, a los objetos incestuosos, a lo familiar conocido. Lo adolescente que atacada la prohibición del incesto (con las barreras morales de la pulsión), es trabajo de simbolización, de elaboración de lo puberal, de creatividad-hallazgo de objeto por fuera del propio cuerpo familiar.

Por lo originario puberal, la repetición pulsa. Por la creatividad adolescente, la libido altruista va más allá, diferencia, crea, es hallazgo, encuentra objeto otro, es alteridad. Entro lo puberal y lo adolescente, la repetición, la creatividad.